Seleccionar página

Una huella en Perú

Ahora ya hace 2 años que regrese de Perú, un país maravilloso, emocionante y con una cultura tan diferente a la nuestra, de hecho esto y la distancia fueron lo mas difícil de llevar mientras estuve viviendo allí.

Pues bien, este blog lo he creado para contaros un poco mi historia. A parte, os iré mencionando lugares, experiencias, hoteles o casonas, agencias de turismo, taxis seguros, incluso aerolíneas o empresas de autobuses, que os pueden interesar si estáis pensado en viajar a Perú.

Empezaré con una breve introducción de como fui a parar a ese país y después ya os iré contando cositas interesantes.

Todo empezó en noviembre de 2011, yo tenia un contrato indefinido con jornada completa en una empresa, pero mi expareja se quedo si trabajo. Z es ingeniero de minas y cuando empezó a buscar, la mayoría de ofertas eran en el extranjero; así que estuvimos hablando y decidió mandar su CV a la que le pareció mejor. Una empresa peruana.
Fue un proceso de selección muy largo, duró unos 8 o 9 meses. Una de las últimas pruebas, fue viajar a Perú, conocer la empresa y sus instalaciones y saber si sus cuerpos estaban capacitados para trabajar a 3000-4000 m.s.n.m. (metros de altura sobre nivel del mar) ya que la mayoría de minas de allí, están situadas a esa altura.

Finalmente Z y tres chicos más fueron los únicos que se quedaron con el trabajo. Se marchó en julio de 2012 para empezar a instalarse, conocer la ciudad y su nuevo trabajo y yo no fui hasta octubre, que fue cuando deje mi trabajo y mi vida estable, cogí mis maletas y me subí a un avión que cambiaría por completo mi vida.

Supongo que os habréis fijado que antes he dicho «expareja» pues bien, así es, al segundo año de vivir allí todo empezó a cambiar entre nosotros… Z tenia como prioridad su trabajo y me lo dejó bien claro cuando cambió su jornada de 14 días de trabajo por 7 de descanso (de los cuales perdía dos días para subir y bajar de la mina) por 20 días de trabajo y 10 de descanso, sin pedirme ni si quiera mi opinión. De modo que ya podéis ver que pasé a un segundo plano y me di cuenta de lo importante que era yo para él, 7 años de convivencia a la…
Por eso decidí de volver a España y dejar mi relación.
Así que de todo esto, me llevo mi experiencia de vivir «sola» en un país extranjero, el saber que soy una persona muy fuerte emocionalmente y mentalmente y que todo esto me ha servido para madurar, ver la vida y valorar las cosas de otra manera.

No se si son cosas del destino o que la vida me ha querido compensar por todos los momentos de tristeza que viví allí, pero me ofreció un hombre J que me ama, me respeta y me valora por todo lo alto y un precioso pequeñin E que amo con locura.

Así fue como dejé y me dejó una huella en Perú, pero otra en mi vida.

Y ahora si que si, empezamos con nuestra aventura!!!